La técnica del brainstorming para la generación de ideas

Si quieres buscar innovaciones o modificar el rumbo de tu modelo de negocio, la técnica del brainstorming es el camino adecuado. Esta práctica, conocida también como tormenta de ideas, está en auge por su gran utilidad en estos tiempos de rápidos cambios.

En qué consiste el brainstorming

Con este método se persigue, en un ambiente relajado y participativo, la generación de una gran cantidad de ideas mediante el trabajo creativo del equipo. Normalmente se plantea el problema y se empiezan a aportar ideas por parte de los distintos intervinientes, confrontándolas luego entre sí con el fin de extraer las mejores soluciones.

Esta técnica, creada en 1939, trata de aprovechar el potencial holístico del grupo. El principio se basa en la teoría de que unas ideas llaman a otras. Esto facilita que el trabajo del grupo sea mucho más productivo que la aportación individual de cada uno. De esta forma, la creatividad no se suma, sino que se multiplica.

Beneficios de la generación de ideas

Gracias al brainstorming, conseguirás cuatro importantes beneficios directos:

1. Desarrollarás la creatividad del grupo de trabajo desde el punto de vista cualitativo, ya que las ideas se someten a examen en su mismo flujo. Este método permite que el debate se abra y que surja la contraposición, pero no como enfrentamiento. Al final es el grupo el que da con las idóneas, las asume como propias y las perfecciona.

2. Incrementa la generación de ideas cuantitativamente. Las ideas surgen de una forma mucho más fácil que de forma individual o mediante fórmulas como el concurso de ideas o la contraposición directa. Unas llaman a otras, algo que ofrece al grupo un gran abanico de posibilidades sobre las que trabajar.

3. Eliminas bloqueos, ya que es prácticamente imposible que todo un grupo se quede en blanco. Cuando un motor se para, otro se ponen en marcha y tira del parado para que vuelva a funcionar.

4. Incorporas una técnica aplicable a cualquier tipo de problema a tu forma de trabajo en equipo. Además, gracias a ella podrás valorar múltiples alternativas, desde cambios en el modelo de negocio a la detección de nuevas oportunidades, ideas sobre el diseño de productos, o paquetes de beneficios sociales.

Por otro lado, te brinda toda una serie de ventajas asociadas:

• Fomentas el trabajo en equipo y la cohesión grupal.

• Facilitas la integración de nuevo talento.

• Haces que todos formen parte del proceso de decisión.

Cómo se lleva a cabo una sesión

Para conseguir el éxito, estas han de estar perfectamente planificada y ejecutadas. Es muy recomendable seguir los pasos que te explicamos a continuación.

Preparación

Habrás de acondicionar un espacio cómodo y que invite a la relajación. Desarrollarás la descripción del problema a plantear y señalaras y convocarás a quienes van a participar en la sesión. Dependiendo de los objetivos, puedes anticiparles los temas a tratar y los objetivos o proporcionárselos en el momento. Habrás de designar un moderador y un secretario, cuyas funciones serán las de ordenar las intervenciones, dinamizar el grupo y tomar nota de las ideas y otro tipo de datos.

Acto seguido, has de exponer las reglas básicas, las cuales serán las siguientes:

• Hay una fase de generación libre de ideas en la que estas no se discuten, solo se aportan.

• Se ha de actuar con plena libertad e iniciativa.

• Las ideas imposibles y las conscientemente erróneas también aportan.

Cuantas más mejor; buscamos cantidad.

• También valen ampliaciones a ideas, transformaciones o mejoras.

Desarrollo

El desarrollo se realiza también en varias partes:

1. Generación de ideas: es la parte en que solo se aportan las ideas y sus variantes sin entrar en un debate crítico.

2. Debate y análisis: mediante un proceso de visualización y agrupación de las ideas, debes ir decantándote por aquellas que, al poner de manifiesto sus fortalezas y debilidades, se sostienen con más firmeza. En ocasiones, estas ideas pueden absorber a otras.

3. Elección: se trata de escoger la solución óptima al problema planteado. O varias, si el tema en cuestión planteaba posibles alternativas.

Recomendaciones generales

Durante la dinámica de generación de ideas, es fundamental que impulses de una forma constante al grupo. Por regla general, es interesante que marques un tiempo determinado para alcanzar un objetivo: por ejemplo, 30 ideas en 60 minutos.

Otras veces puedes recurrir a técnicas basadas en juegos, lanzar determinados retos o introducir un participante cuya función sea tirar de los que menos suelen intervenir. Y también existen aplicaciones informáticas que pueden servirte de apoyo a la organización. Estas apps pueden emplearse para generar ideas online o para introducir variantes enfocadas desde perspectivas del coworking. Algunas de las más conocidas son Mindjet o Stormboard.

Ahora que ya sabes algo más sobre la técnica del brainstorming, anímate a ponerlas en marcha en tu negocio.