¿Qué es el edge computing y por qué todo el mundo habla de esta tendencia de IA?

Si quieres saber qué es el edge computing, a continuación hablaremos sobre esta nueva tecnología que ha llegado para quedarse y revolucionar el día a día de numerosos empleos. Además, haremos referencia a todos los sectores implicados en esta revolución tecnológica y te comentaremos cuáles son los principales beneficios que se pueden esperar de acercar la nube hasta el usuario.Si quieres aprender más sobre este increíble sector, no dudes en seguir leyendo.

¿Qué es el edge computing?

Para que puedas entenderlo de una forma sencilla, el edge computing es una forma de acercar todo lo posible la informática a cada usuario. ¿Por qué querríamos acercar la informática al máximo a estos? Pues cuando se colocan los servicios lo más cerca posible a la ubicación de los trabajadores se consigue mejorar algunos parámetros muy demandados, como son la seguridad o la rapidez. 

Imaginemos el caso de la nube, en la que las empresas y personas particulares almacenan parte de la información. Cuando haces ese pequeño gesto de almacenar esos documentos en un servidor, este tiene que viajar hasta el lugar en el que se ubica. Pues este viaje, a pesar de que la mayoría de las veces es rápido y seguro, podría mejorarse notablemente si lo que hacemos es acercar al máximo el servidor a cada usuario. Quizá no seas consciente, pero la velocidad de transferencia sería mucho mayor y, al ser un viaje más corto, tendría menos riesgos.

¿Por qué es el futuro?

Antes ya hemos mencionado que la rapidez y la seguridad eran dos de las ventajas por las que esta tecnología crecería tanto en estos años. No obstante, a nivel de usuario estas cuestiones no eran tan perceptibles. Por eso, tiene que haber algo más. ¿Qué es? Aquí es donde entra en juego la inteligencia artificial (de aquí en adelante, IA) con el concepto de fog computing. Cuando conseguimos acercar el servidor todo lo posible al usuario, se advierten algunas ventajas como el hecho de poder accionar la IA para manejar todos esos datos almacenados.

Imagina, por ejemplo, que tienes una consulta de fisioterapia y a través de la nube gestionas todas tus nuevas citas. Si estas estaban almacenadas en un servidor externo, la conexión con un aparato de inteligencia artificial (como puede ser el Echo de Amazon) sería más complejo. Si acercamos esa información a tu servidor, podrías comunicarte con este Echo para preguntarle directamente cuál es tu cita. Y no solo eso sino que el IoT, la Internet de las cosas, permite conectar numerosos dispositivos electrónicos entre sí, de forma que te resultaría mucho más cómodo para trabajar o bien para disponer de datos cotidianos de una forma más eficaz.

Y otra de las razones por las que no cabe duda de que es el futuro en las empresas, tiene que ver con la protección de datos. El RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) es muy estricto en cuanto al manejo de datos de clientes, proveedores y empleados. Por eso, cuando la información de estos viaja a otros servidores externos (aunque estos tengan parches de seguridad) se pueden generar algunos conflictos que no existirían con el edge computing. En resumidas cuentas, se consigue una mayor eficacia y rapidez, a la vez que la seguridad aumenta y se observan otros beneficios, como el IoT. 

¿Qué sectores se benefician más de esta tecnología?

Está claro que poco a poco, esta tecnología se irá incluyendo en una variedad de sectores importantes hasta que finalmente termine por implantarse como la solución definitiva. No obstante, existen algunos empleos para los que va a comenzar a desarrollarse primero por los importantes beneficios que les acarrean. Son precisamente los relacionados con las telecomunicaciones, la industria del automóvil o el sector de la sanidad. 

En el caso de las comunicaciones, se busca esa conexión con el IoT reduciendo los flujos de información y consiguiendo rebajar los tiempos de espera. En cuanto al sector automovilístico, lo que se busca es conectar cada vez más los vehículos a la IA y a las personas para que la conducción sea más segura. Por último, la medicina ya ha comenzado a practicar telediagnósticos e incluso teleasistencia en cirugías, comunicándose por esta vía con pacientes y compañeros de profesión. 

Esta nueva forma de trabajar con los datos en Internet ha venido para quedarse por las importantes ventajas que tiene. Esto junto con las tendencias en IA marcarán los próximos años en informática.