Publicidad programática: qué es y cuáles son su ventajas

La publicidad programática es una nueva forma de entender el marketing y de adaptar, una vez más, los anuncios a los clientes potenciales. A continuación te detallamos en qué consiste, y también nos detendremos a explicar sus ventajas.

Publicidad programática: ¿qué es?

Antes de nada, es importante definir qué es este tipo de publicidad. La publicidad programática es una forma de publicidad online en la que se buscan espacios específicos de las redes. Es decir, es un tipo de publicidad que trata en todo momento de obtener el espacio publicitario más adecuado para entrar en contacto con su público objetivo ideal y que las conversiones a ventas se incrementen. 


Veámoslo con un ejemplo: imagina que quieres vender un coche de pequeño tamaño, pero con unas prestaciones tecnológicas importantes. No sería lo mismo aparecer en un espacio de Internet frecuentado por personas que tienen una familia de más de dos miembros que ser visualizado por los usuarios de uno de gente joven, que aprecia la innovación y la tecnología y que no necesita muchas plazas. Por tanto, este segundo espacio publicitario sería el más adecuado para situar tu producto; por ejemplo, redes sociales como Instagram.

Como ves, se trata de un concepto muy útil. Por eso esta forma de anunciar productos y servicios está en crecimiento constante. Los datos nos muestran que alrededor del 35 % de la publicidad realizada en nuestro país podría realizarse más eficazmente mediante esta vía. Y es que no solo se consigue incrementar el ratio de conversiones a venta, sino que la audiencia conecta con esta publicidad y se activa. Algo que, a su vez, servirá para favorecer nuevas transacciones.

Ventajas de la publicidad programática

No cabe duda de que la principal ventaja que tiene este tipo de marketing es la de mejorar las ventas. Sin embargo, esto puede lograrse por diferentes vías y, además, traer algunos beneficios adicionales como los que te comentamos. 


– En primer lugar, cabe mencionar la segmentación. Como su propio nombre indica, se trata de etiquetar a grupos de personas con intereses comunes en diferentes paquetes o compartimentos para saber qué publicidad dirigir a cada uno. Esto, indudablemente, hará que los clientes acepten mejor la publicidad, pues se ajusta más sus intereses. Esto tiene que ver directamente con el uso del big data

– Otra de las ventajas claras es que se automatizan los procesos de compra. La variante programática dirige a los clientes a la plataforma de e-commerce de la marca, y las transacciones tienen lugar más rápido y sin dar lugar a dudas. 

– Por otra parte, está el hecho de que el mercado puede globalizarse fácilmente. Hace años resultaba difícil hacer llegar una empresa de una punta de un país a la otra. Con los anuncios online estas limitaciones han desaparecido, y ahora se hace de forma inmediata. 

– La medición de los resultados es otra de las claves: todo lo que pasa en Internet, cada uno de los clics, está monitorizado. Esto quiere decir que se puede conocer la dimensión real de una determinada campaña. Cuando la publicidad se colocaba en carteles, periódicos o revistas, comprobar el alcance real era prácticamente imposible, pero con los anuncios online la precisión es máxima.

– Por último, destacar otras cuestiones como es el caso de la optimización, un mejor ajuste de los precios y también la creación de campañas publicitarias adaptadas a cada tipo de usuario. 

Como ves, la publicidad programática conseguirá mejorar y adaptar más la publicidad a tu target, haciendo que llegue al nicho de público que realmente está interesado en el producto que ofreces. De esta forma se conseguirá desechar esa sensación de que la publicidad es incómoda, intrusiva y no interesa, puesto que solo se mostrarán aquellos productos o servicios que sí aportan algo positivo a los usuarios.