El formulario correcto para la captación de leads

El error más frecuente que solemos cometer a la hora de diseñar un formulario para la captación de leads es que este asuste en lugar de invitar a la acción. Preguntarle a quien todavía no te conoce cuánto gana no parece ser la mejor opción para que entre por tu puerta. Así pues, ¿qué puedes hacer para atraer a tu público?

Las premisas básicas de un formulario efectivo

El formulario es la llave de la puerta a la entrega y la fidelidad de un futuro cliente. Muchas veces damos por supuesto que si el target ya ha llegado a ese punto de nuestro embudo de conversión es porque hemos despertado en él tal deseo por lo que le ofrecemos que tolerará todo.

Esto no sucede exactamente así, y un alto índice de rebotes se produce en este punto. Aquella persona que estaba encantada, pasando por nuestro embudo y descubriendo hasta el momento cosas muy interesantes, huye despavorida cuando le pedimos los datos de su tarjeta de crédito. Sobre todo si le hemos dicho que no le vamos a cobrar nada. ¿Qué sentido tiene? ¿De verdad es necesario solicitar determinada información?

Existen tres premisas claves para que un formulario tenga éxito: sencillez, naturalidad y claridad.

Sencillez

Un formulario de conversión no debe presentar un diseño complejo a través de múltiples pestañas. Es preferible que toda la información que solicites esté plenamente visible en una sola escena o pantalla.

De esta forma, en un solo vistazo el target alcanza perfectamente todo lo que se le requiere para acceder a ese mundo que desea u obtener las promesas que le han atraído hasta allí.

Naturalidad

Algo fundamental en el diseño de formularios es conocer a fondo el perfil de tu público objetivo. A partir de esto, dirígete a él en su lenguaje, empezando por su idioma, su forma de hablar y de relacionarse.

Lo mejor que podemos aconsejarte para que trasmitas esta naturalidad a tu formulario es que te sitúes en la puerta de tu tienda física o detrás del mostrador. ¿Cómo hablas a un posible cliente? ¿Qué trato le das? Traslada estas fórmulas a tu diseño. Tu reputación comienza a construirse aquí.

Claridad y concisión

Claridad, en este caso, supone responder a preguntas tácitas abiertamente. Estas preguntas son: para qué te pido estos datos, qué voy a hacer con estos datos, qué obtienes a cambio de tus datos y cuáles son estos. Todas estas preguntas se han de resolver en una sola respuesta visual. En un solo vistazo, nuestro buyerpersona tiene que disponer de toda esta información en cualquier display de dispositivo.

Los colores, la disposición, la forma, la situación de cada elemento y los botones de acción deben presentarse como una perfecta fotografía que provoque en el usuario un solo pensamiento: «¡Vale, lo tengo claro!».

Las preguntas de un buen formulario para la captación de leads

Estamos hablando de un formulario para la conversión de leads. Es decir, la primera parte de nuestro embudo o el top of the funnel. Has conseguido llamar la atención de alguien desconocido, atraerlo y generar en él el interés suficiente como para que se plantee seguir adelante.

Tu objetivo es exclusivamente que pase a ser un lead. Alguien con quién puedas seguir trabajando para completar el viaje. Para ello necesitas su autorización para cogerle de la mano y mantener el contacto.

Nombre, dirección de email, ciudad de residencia (si este dato es importante para ti por estructura y geolocalización), etcétera. Piensa si te resulta necesario pedirle el teléfono. Ten en cuenta que en las preguntas, en su cantidad y su calidad, está la clave para que siga adelante o salga rebotado. Cuanto más tiempo tenga que estar en esta zona, pensando qué responder o si hacerlo, más incómoda se vuelve esta situación. Parte de un pensamiento base de reduccionismo: ya habrá tiempo para saber más de él.

No olvides que nunca deben faltar determinados elementos y que el principal es el de acción. Lo que mejor funciona es incluir verbos de acción en un botón bien definido.

Dónde debe aparecer el formulario

Has conseguido dirigir a una buena parte de tu audiencia a tu landing page. Las ventanas emergentes aquí suelen incomodar bastante. Siguiendo el principio de claridad, lo mejor es que tu formulario aparezca directamente a la derecha de tu LP en las visualizaciones de escritorio de ordenador y tablet, y que el target solo tenga que recurrir al necesario scroll en la del smartphone.

Si prestas atención a todos estos puntos conseguirás un mayor número de captación de leads. Ahora que lo tienes claro, contacta con nosotros para seguir adelante.