¿Afecta a tu empresa la nueva política de cookies de Google Chrome?

La política de cookies de Google Chrome ha cambiado con su nueva versión 80. Se trata de un primer paso para acabar definitivamente con el uso y abuso de las denominadas cookies de terceros. Estas tienen un efecto invasivo sobre la privacidad que ahora Google quiere evitar, sin llegar a perder el negocio publicitario.

Política de cookies de Google Chrome

La política de cookies de cualquier empresa, organización o proveedor de servicios dentro del mundo digital forma parte esencial de la política de privacidad del mismo. Esta no es otra cosa que la definición exacta de cómo protege un sitio tu privacidad, de las opciones que tienes para navegar por él y lo que puedes aceptar o rechazar dentro de los seguimientos que realiza.

En realidad, cuando visitas un sitio, que este recabe cierta información de tu visita no es nada malo. Es incluso bueno, porque mejora tu experiencia de usuario posibilitando que, al conocer el sitio tus intereses y preferencias, en las próximas visitas los contenidos que te ofrezca sean más ajustados a tu perfil. Gracias a estos seguimientos es como se consigue que en tu ordenador o smartphone te aparezcan ofertas de aquellos productos que realmente buscas, o que las webs que has visitado te ofrezcan los últimos contenidos de tu interés.

El problema surge cuando este seguimiento traspasa las fronteras de los sitios que tú has visitado para ser utilizado por terceros no autorizados. Es entonces cuando empiezas a recibir avisos, notificaciones y publicidad desde infinidad de sitios y te preguntas cómo una web de la que no tenías conocimiento sabe tanto de ti.
La nueva política de privacidad de Google quiere acabar con este abuso, y se ha propuesto como meta para ello el año 2022. Pero ya ha empezado a dar los primeros pasos para obligar a que los desarrolladores cambien el uso que hacen de las cookies.

Qué son las cookies

Las cookies son unos archivos de texto reducidos que se depositan en tu ordenador o dispositivo cuando navegas por una web. Son utilizados por este para establecer un perfil tuyo y hacer un seguimiento de tu viaje por el sitio y de tus preferencias.

Tipos de cookies

Básicamente existen dos tipos de cookies:

– Por un lado, tenemos las cookies same-site que son aquellas que utiliza el sitio que estás visitando.
– Por otro lado, tenemos las cookies cross-site que son aquellas que vienen de sitos que no estás visitando.

A través de estas últimas cookies, que se conocen comúnmente como cookies de terceros, hay dominios que acceden a tus datos de navegación sin que sepas que lo están haciendo.

Esto es posible por dos motivos fundamentales:

– El primero es que muchos no nos preocupamos cuando aceptamos la política de privacidad de un sitio por profundizar en ella. No vemos a lo que nos está conduciendo esa aceptación ni seleccionamos las opciones que nos permiten rechazar el uso por parte de terceros de esos datos.

– La segunda es que, al no diferenciar los navegadores y desarrolladores claramente entre unos tipos de cookies y otras, estas se mezclan.

Ventajas e inconvenientes de los cambios

Con los nuevos objetivos fijados por Chrome se obliga a que sean los desarrolladores quienes deban definir exactamente los diferentes tipos de cookies, etiquetándolas convenientemente. Google ha pasado así la responsabilidad a éstos. En lugar de prohibir las cookies de terceros directamente, como han hecho Firefox y otros navegadores, ha optado por limitar los datos a los que estos pueden acceder si sus etiquetas no están correctamente establecidas.

Esto puede tener varios efectos inmediatos:

– Por un lado, habrá sitios que dejen de funcionar correctamente en tu navegador o, directamente, no funcionen.


– Por otro lado, afectará a cuestiones como el posicionamiento SEO y, sobre todo, a la publicidad y el SEM.

Sin embargo, tu privacidad se verá reforzada al tener que utilizar los desarrolladores conexiones seguras HTTPS y estar obligados a diferenciar claramente y con total transparencia las cookies que son cross-site de las same-site. De esta forma, se evitarán plenamente los ataques que se producen mediante peticiones de acceso de falsas cookies de terceros que hasta ahora se podían presentar como del sitio.

Uno de los primeros efectos que vas a notar es que va a disminuir notablemente esa publicidad que aparecía ofreciéndote lo último que habías buscado desde un montón de ecommerces que desconocías. Ahora dejarás de estar informado de lo que te interesa, pero solo te encontrarás con aquella información que realmente procede de tus sitios de interés y confianza.

La nueva política de cookies de Google obligará a optimizar los canales y a una reorganización de las estrategias. Si quieres estar preparado para estos cambios, no dudes en contactar con nosotros