Fake news o cómo diferenciar lo verdadero de lo falso

Las fake news o noticias falsas invaden todos los canales de información. En algunas ocasiones, solo tienen intenciones cómicas. En otras, ponen en el punto de mira en la tergiversación política, económica o social. 

Una visión global de las fake news

Aunque podamos pensar que las noticias falsas son cosa de ahora, lo cierto es que en nuestro Siglo de Oro ya eran algo habitual. Apenas se había entonces empezado a utilizar la imprenta, pero los bulos, las hablillas que se llamaban entonces y que se generaban en los mentideros, estaban a la orden del día. Muchos de los rumores que corrían de mano en mano lo hacían en papel impreso o mediante copias manuscritas; hoy lo hacen mediante enlaces a través de las redes sociales

Las noticias falsas en la era digital

La superabundancia de información que caracteriza la era digital ha hecho que muchos malos hábitos se extiendan, potenciando el uso y abuso de las noticias falsas. Y es que hoy la diferenciación es fundamental y, cuando un medio no puede destacar porque las noticias se repiten en todos y su contenido es genérico hasta el punto de no generar tráfico hacia su web, siempre cuenta con la opción de añadir unas pinceladas de ingenio o, directamente, inventar todo tipo de noticias.

Cómo diferenciar el contenido verdadero del falso

Ante toda esta vorágine de rumores seguro que te has preguntado más de una vez cómo diferenciar el contenido verdadero del falso. Y te vamos a dar algunas pautas.

-La seriedad y reputación del medio o del autor

Esto es algo que no suele fallar. Afortunadamente, lo mismo que genera la posibilidad de trampa te da las herramientas para contrastar la información. Hay medios con mejor reputación que otros, y siempre tienes agencias oficiales de noticias, como la agencia EFE, que aseguran la publicación de noticias contrastadas.

-La calidad del texto

La noticia es propia del ámbito periodístico. Un profesional de la información normalmente tiene una cierta calidad de locución o redacción. No copia ni fusila textos de otros, o partes de ellos, sin citar la procedencia, y suele tener un estilo propio. Las incorrecciones ortográficas son todo un indicador de quién hay detrás de la noticia.

-Firma y fecha

Busca la fuente original de la información y asegúrate de que esta es verificable antes de compartir nada. Los artículos serios siempre son firmados y datados, y si se basan en fuentes externas las citan.

-La ayuda del buscador

Introduce el titular de una noticia o el tema del que trata en el buscador. Los algoritmos, basados en la inteligencia artificial, te brindan siempre una lista ordenada por relevancia. Si en lo que te muestran en las primeras páginas no encuentras ningún medio de prestigio que corrobore esa noticia que te ha llamado la atención, ponla en cuarentena.

-Los detectores de noticias falsas

Hay sitios especializados como Maldito Bulo o The Trust Poject que se dedican a desmentir noticias falsas. También encontrarás herramientas como Fake News Detector, una sencilla extensión para Chrome y Firefox potenciada por una organización sin ánimo de lucro.

Sobre todo has de poner cuidado en tu actividad personal. La difusión de fake news a través de tus redes sociales puede, en muchos casos, ser constitutiva de delito.