Importancia de un plan estratégico de ciberseguridad en la nube

La transformación digital implica que, muy pronto, la mayoría de los procesos en nuestras empresas van a depender de los sistemas de computación en la nube. La ciberseguridad cloud es una necesidad inminente para todos. 

Los sistemas en la nube

Más del 50 % de las empresas globales utiliza ya sistemas en la nube. Los SaaS (Software as a Service) y los IaaS (Infraestructures as a Service) se imponen como solución empresarial de un outsourcing que permite a tu empresa beneficiarse de grandes desarrollos inteligentes a un coste muy reducido. Además, te proporcionan una gran flexibilidad y escalabilidad. Pero, ¿te proporcionan toda la seguridad que necesitas?

Las indudables ventajas de las tecnologías en la nube

Lo primero que favorece la decisión de migrar a la nube son los altos estándares de calidad que ya ofrecen los servicios y la tecnología que proporcionan estas plataformas. En realidad, ningún sistema local puede llegar a ofrecerte soluciones tan completas y con un respaldo tan sólido. El futuro está en ese mundo que todavía nos parece, a veces, excesivamente abstracto, intangible e inseguro.

Las ventajas de un sistema en la nube para los procesos de las empresas son evidentes:

– Infinita capacidad de desarrollo.

– Escalabilidad.

– Facilidad y simplicidad de acceso desde cualquier punto del mundo.

– Independencia del hardware.

– Total flexibilidad de los entornos.

– Mayor control sobre los mismos.

– Mejora de la experiencia del cliente facilitando su accesibilidad y la velocidad.

– Globalización.

Además, y este es otro punto importante en estos momentos, los sistemas en la nube son una de las vías más importantes para mejorar en sostenibilidad. La concentración del hardware y la tecnología de tratamiento masivo de datos permite a las empresas un importantísimo ahorro energético y reduce las necesidades de producción de dispositivos.

Pero, ¿se sienten seguras las empresas que utilizan la nube?

Más del 97 % de las empresas con un alto componente tecnológico en todo el mundo están utilizando el cloud computing según el informe Navigating a Cloudy Skyde McAfee

Nada mejor que conocer las impresiones que los principales responsables de las empresas que utilizan estos sistemas nos aportan. De ese modo podemos hacernos una idea muy clara de la seguridad de estas tecnologías. Para ello, McAfee ha realizado toda una serie de sondeos de opinión, cuyos datos más relevantes te resumimos:

– Un 83 % de los encuestados confía en la nube pública para mantener sus datos seguros.

– 1 de cada 5 ha sufrido un ataque avanzado contra su público en IaaS.

– Un 60 % de los responsables de IT están acelerando su traslado a la nube, frente a un 40 % que adopta una actitud prudente ante la ciberseguridad de los mismos.

– Se están incrementando los presupuestos de seguridad en la nube en un 37 %.

– Menos del 10 % de las organizaciones está disminuyendo su presencia en la nube. Y la mayoría de las que lo están haciendo lo hacen a consecuencia de los desajustes de la seguridad internacional global con las exigencias de la normativa europea del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

Qué nos ofrece la nube en ciberseguridad

En líneas generales, como puedes ver, el grado de satisfacción de las empresas es bastante alto. Aunque evidentemente existen ataques, los desarrollos en seguridad evolucionan con paso firme y la vulnerabilidad está por debajo ya de la de los sistemas locales.

Los principales proveedores en la nube, como Amazon Web Services, Google Cloud o Microsoft Azure, enfocan la seguridad de una forma proactiva. Adaptan los sistemas a los estándares de seguridad internacional y establecen auditorías constantes con información pública.

La protección de datos de terceros y políticas de privacidad

El escollo principal que encuentran algunas empresas, solo en determinados servicios, es que el sistema europeo de responsabilidad en cuanto a protección de datos es más restrictivo y exigente, en muchos casos, que el de otros modelos internacionales, como es el caso del de Estados Unidos.

Los DBaaS son los sistemas de almacenamiento de datos en la nube y, para que te hagas una idea, además de ajustarse a una normativa tan estricta en estándares de calidad como la ISO, solo Google Cloud dedica a más de 750 expertos a crear infraestructuras de seguridad y establecer los parámetros que se ajusten a los principios y normativas de protección de datos.

Cuáles son los ataques más comunes

Más que los datos, los objetivos principales de los ciberatacantes se centran en conseguir la saturación del servicio. Estos ataques se denominan DDoS; son puntuales y tratan de colapsar el acceso para que los usuarios legítimos no puedan acceder a los servicios. Esto se combate con sistemas escalables y sistemas de seguridad que emplean la inteligencia artificial.

Los principales interesados en ciberseguridad son los grandes proveedores y estos cuentan con más medios que nadie para dotar de forma constante a los sistemas de los mejores desarrollos de protección y prevención. Acércate a conocernos para saber más